0 1 min 3 semanas

Es nuestro deseo que la libertad que hoy celebra nuestro pueblo alcance su plenitud en la libertad integral que anunciamos en Cristo. Y que este aniversario patrio sea propicio para reafirmar nuestro compromiso con la proclama evangélica que transforma la vida.

Oremos a Dios por nuestro país y porque seamos instrumentos de liberación del pecado ( en toda su amplitud) que se evidencia en la comunidad. Esa es la razón de nuestra existencia. Dios les bendiga hermanos y hermanas.

Rev. César Llanco Zavaleta
OBISPO IMP

Comparte este artículo.

Agregue un comentario