Líderes de diferentes comunidades religiosas del Perú expresaron su compromiso de luchar contra la violencia y el abuso sexual hacia niñas, niños y adolescentes, así como velar por el cuidado y protección de ellos para que crezcan y se desarrollen saludablemente.

Al mismo tiempo pidieron a los padres de familia tolerancia cero con la violencia y que no callen ante abusos sexuales, sino que busquen la ayuda necesaria para hacer las denuncias.

En el comunicado, dado a conocer el sábado último (17/11) en una celebración interreligiosa realizada en la Casa Metodista de Lima, los religiosos pidieron a las instituciones educativas que sean espacios donde los niños puedan aprender con amor y respeto y a los medios de comunicación, que revisen el contenido de sus programas y apoyen las medidas de protección de la niñez.

En el acto celebrado por el Día Mundial de Oración y Acción por la Niñez, participaron líderes de la Red Global de Religiones a Favor de la Niñez (GNRC), del Consejo Interreligioso; World Vision Perú; Concilio Nacional Evangélico; Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas (Unicep), Iglesia Metodista; Diócesis Católica de Lurín; la comunidad Bahai y del Islam-Perú.

El representante de UNICEF, Daniel Contreras, dijo que la violencia contra los niños y niñas es una grave epidemia y uno de los principales desafíos que se debe enfrentar en nuestra sociedad. Destacó el rol que las organizaciones basadas en la fe pueden cumplir en la eliminación de la violencia. Son un motor de transformación en la sociedad, afirmó.

Niños de diferentes comunidades religiosas invocaron a los adultos a construir familias amorosas, libres de violencia; un mundo alejado de la guerra; un mundo donde todos tengan comida, techo y educación; donde los niños se sientan protegidos del abuso sexual y de la violencia. (Fotos:IMP).

 

Comparte este artículo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *