El obispo metodista brasileño Paulo Lockmann exhortó a pastores y laicos a tener una vida de oración, de comunión íntima con Dios; a estudiar las Escrituras y aplicarlas en la vida cotidiana, así como salir de las cuatro paredes de la Iglesia para cumplir la misión.

“Si queremos presentar el evangelio debemos tener una comunión con Dios, pues no vamos a cambiar el mundo, no vamos a hacer la diferencia si la gracia de Dios no opera en nosotros como fruto de una intimidad con Él, afirmó.

También exhortó a leer, conocer la Biblia, y seguir el ejemplo de Jesús quien no solo leyó las Escrituras sino que la aplicó en su vida.

Demandó ser una iglesia fuera de las cuatro paredes; una iglesia que denominó “después de Pentecostés”, que está en las calles, en las escuelas, en los hospitales, en todo el mundo. Una iglesia “antes de Pentecostés” es insegura y no cree en el poder del evangelio que Dios puso en sus manos.

Estas afirmaciones las hizo el líder brasileño en el Seminario Cristo para todas las culturas, que se realizó en el Callao del 13 al 17 de agosto último. El evento fue organizado por la Iglesia Metodista del Perú, el Instituto Mundial Metodista de Evangelismo y Evangelismo Metodista Mundial, organismo del Concilio Mundial Metodista.

Mencionó también que cuando se habla de misión no se debe pensar solo en términos de otros países o ciudades. El desafío de la misión está más cerca de lo que pensamos, en nuestros hogares, en nuestras familias. “Todos los que viven en tu casa confiesan a Jesucristo como Señor y Salvador”, preguntó. (Fotos: IMP).

 

Comparte este artículo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *