XIX aniversario de la Iglesia de Nuevo Progreso. El sábado último (23/12) la Iglesia Metodista (IM) de Nuevo Progreso celebró 19 años de presencia y testimonio en este caserío ubicado en el distrito de Matapalo, provincia de Zarunilla, a unos 40 kilómetros al este de la ciudad de Tumbes y a 4 kilómetros de la frontera con Ecuador.

     El obispo metodista Samuel Aguilar Curi estuvo presente en el culto de aniversario y en su mensaje, basado en Lucas 10 (el envío de los 70), dijo que la misión de la iglesia es ir por todas las comunidades anunciando el reino de Dios y atendiendo las necesidades materiales de las personas.

   La IM de Nuevo Progreso, dirigida por el pastor Wilmer Córdova Ruiz, es una iglesia con vocación misionera. La obra en este caserío comenzó en 1998 cuando el Rev. Carlos Gastelú llegó a la comunidad a realizar campañas de salud para combatir la epidemia del cólera. 

En 1997 y 1998 el norte del Perú había sufrido los duros embates del fenómeno El Niño, especialmente con la calidad del agua. El Rev. Gastelú, pastor de la IM de Piura, al tiempo de promover la campaña de salud atendía espiritualmente a las familias afectadas y muchas personas aceptaron a Cristo.Así comenzó la obra metodista en Nuevo Progreso.   

  Siguiendo ese ejemplo, la iglesia constituida de Nuevo Progreso (cuenta con más de 100 miembros y simpatizantes en una comunidad de 400 familias), en los dos últimos años ha enviado a hermanos a hacer misión en las comunidades de Maray y Ullma, ubicadas en el distrito de Lalaquiz, provincia de Huancabamba, región Piura. En los primeros meses asumieron el sostenimiento de la obra, incluyendo una ofrenda para el misionero, y hoy las dos obras de misión están a cargo de hermanos locales. !Un ejemplo digno de imitar! (Fotos: Hno. Luis Ruiz P.)

Comparte este artículo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *